La Navidad llega, una vez más,  cargada de villancicos, de luces, de adornos, de los mejores propósitos… y, como no, de comidas y cenas en las que grasas y azúcares son protagonistas.

Mantener un equilibrio en estas fechas es lo que te proponemos desde Zynetik, para que consigas disfrutar de la comida tanto como de la compañía… sin remordimientos ni kilos de más.

  • Calidad

Escoge alimentos que te ofrezcan garantías de calidad. Evita comprar aquellos que tengan envases o envoltorios deteriorados, o que presenten modificaciones en su color, olor, sabor o textura con respecto al habitual. Fíjate bien en la fecha de caducidad, sobre todo si compras con antelación.

Manipula correctamente los alimentos cuando los cocines. Y presta atención a las sobras de la comida. Ante cualquier duda, no lo comas.

  • Calorías

Si elaboras tú el menú escoge platos ligeros. Utiliza más frutas y vegetales, compensando el mayor consumo de carnes, pescados y mariscos que hacemos en estas fechas. Verduras u hortalizas como entrantes, o fruta preparada como postre resultan opciones saludables y te ayudarán a una buena digestión de la comida.

  • Cantidades

La cantidad es una de las principales causas del aumento de peso y del malestar después de las comidas.  Tomamos alimentos muy calóricos y en  grandes cantidades. Intenta no comer mucho más que en una comida habitual.

  • Elección

Toma lo que más te guste dentro del amplio abanico de alimentos que llenan las mesas en estos días.

Escoge vegetales y no abuses de los embutidos. Dale preferencia a un pescado o carne al horno sobre un estofado o carne grasa. Evita fritos y salsas; y recuerda que si tienes colesterol, padeces gota o tienes el ácido úrico alto; sufres artritis o enfermedades reumáticas debes moderar el consumo de carnes.

Ten cuidado con los dulces, no abuses. La piña como postre es una buena opción, ya que es rica en bromelina y papaína, unas enzimas proteolíticas que ayudan a la digestión de las proteínas de los alimentos.

Buenos hábitos en Navidad

Fuente: pinterest

  • Mastica

Mastica despacio y tritura bien los alimentos. Además de ser mejor para tu salud, comiendo una menor cantidad, saborearás mejor, percibirás más sensaciones agradables y te saciarás más.

  • Bebidas

Las bebidas edulcoradas y las alcohólicas aportan una gran cantidad de calorías. (El alcohol aporta unas 7 calorías por gramo, más que el azúcar.

Bebe con moderación,  las pequeñas cantidades pueden ayudar al proceso digestivo.

  • Sobremesa

Infusiones de manzanilla, menta o anís te ayudarán a digerir los alimentos y a evitar la pesadez o el malestar.

Evita la sobremesa con una bandeja repleta de tentaciones. La distracción con la charla nos hace más difícil ser conscientes de lo que comemos.

  • Equilibrio

Concentra los excesos en los días más señalados. No abandones tus buenos hábitos alimenticios durante el resto del tiempo.

  • Actividad

No pierdas la oportunidad de mantenerte en forma, aunque estemos en fiestas. Busca algún hueco durante las Navidades para seguir con tus rutinas deportivas.

Si no haces deporte habitualmente camina, baila, pasea,… hagas lo que hagas es importante que incorpores alguna actividad física moderada, hasta conseguir alcanzar 30 minutos diarios de actividad.

No esperes al nuevo año…comienza ya con los hábitos saludables.